Firma

Nos interesa el futuro. Desde siempre.


Dicen de nosotros que algo hemos cambiado en la abogacía española desde 1989, cuando empezamos a trabajar en España para clientes de habla alemana. La sistemática y metodología que introdujimos en su día dio como resultado una sofisticada gestión de documentos, que sigue siendo la base para el contacto y la interacción con nuestros clientes.

Hemos marcado la diferencia en el tráfico jurídico con Alemania, Austria y Suiza y nos hemos convertido en uno de los pocos bufetes realmente internacionales en España. Siempre hemos mirado al futuro para anticiparnos a las necesidades de nuestros clientes. No sólo porque queremos saber para qué y cuándo precisan asesoramiento, sino para tener claro qué esperan de nuestro servicio.

En los últimos años, la economía y el mundo empresarial se han transformado sustancialmente; nosotros hemos adaptado nuestros objetivos y gestión al cambio de paradigma inherente a estos cambios. Todo para crear un servicio al cliente eficiente y rentable.

Somos un pequeño despacho entre los grandes: ágil y eficaz.