imitacion-moda

La protección de creaciones de moda y los “knock offs”

Publicado el 17-04-2018

La protección de los diseños en la industria de la moda sigue siendo un problema sin resolver. Muchos de los litigios en el sector textil tratan en la actualidad de infracciones del diseño industrial por el aumento de “knockoffs” de las creaciones de los diseñadores. En la industria de la moda existe todavía discrepancia entre si los knockoffs son auténticas copias de los diseños originales o si se trata simplemente de inspiraciones.

En la actualidad, ZARA se ha metido de nuevo en un litigio de plagio al dejarse “inspirar” por la marca ucraniana Ksenia Schnaider al incluir en su nueva colección de Zara Kids sudaderas con la inscripición “Sample not for sale” (“muestra no para la venta”), que fue inventada previamente por los diseñadores Ksenia Schnaider presentada en su colección de primavera-verano 2017.
ZARA no es el primero en intentar de copiar el diseño de esta impresión. La diseñadora Schnaider comentó en el Calvert Journal que saben que en China se venden camisetas falsas con el eslogan y que mucha gente en Instagram utiliza el hashtag de su marca en sus fotos usando estas camisetas falsas.

La dificultad en este litigio será que el eslogan “Sample not for sale” realmente no es novedoso. Para que un diseño industrial se pueda registrar, y de tal manera proteger, tiene que ser nuevo y poseer un carácter singular. Las marcas han estado colocando etiquetas usando esta frase dentro de sus prendas de muestra principalmente para un propósito utilitario desde hace años. Eso sí, Ksenia Schnaider ha sido la primera que puso esa frase fuera de la etiqueta del diseñador a camisetas y cazadoras vaqueras. Habrá que ver si el consumidor medio asocia el eslogan “Sample not for sale” con la marca Ksenia Schnaider.

En el derecho español, las creaciones de moda están protegidas a través del diseño industrial registrado y no registrado, el derecho de autor y la competencia desleal.

La protección registral de un diseño industrial le otorga a su titular durante 5 años, prorrogable hasta un máximo de 25 años, el derecho exclusivo a utilizarlo e impedir su uso por terceros sin su consentimiento. Se trata de la protección de la forma externa de los productos que impliquen una innovación estética. La protección del diseño industrial registrado está regulada en la Ley 20/2003, de 7 de julio, de protección jurídica del diseño industrial.

El diseño no registrado está protegido con efecto en toda la Unión Europea a través del Reglamento Europeo 6/2002 de diciembre de 2001, sobre los dibujos y modelos comunitarios. La protección del diseño no registrado se concede cuando es novedoso y de carácter singular. El plazo de protección del diseño no registrado es de 3 años a partir de la fecha en que el dibujo se haya hecho público por primera vez dentro de la Unión Europea.

Conforme a las normas del Reglamento Europeo, el diseño no registrado le otorga a su titular el derecho de impedir los actos de utilización y el almacenamiento del producto, si la utilización impugnada resulta de haber sido copiado el dibujo o modelo protegido.

Además, conforme el Reglamento, no se considerará como copia un diseño resultante de un trabajo de creación independiente realizado por el autor del que se pueda pensar razonablemente que no conocía el dibujo o modelo divulgado por el titular. Sin embargo, no es necesario que la copia sea idéntica: bastará un diseño que no produzca en el usuario informado una impresión general distinta.