Noticias

Islas españolas lanzan sus agendas de transición energética
20/02/2019 - Andoni Archanco Ardanaz

Ayer 18 de febrero de 2019, 26 islas europeas lanzaron oficialmente sus planes de transición energética con el apoyo de la Secretaría de Transición Energética de la Comisión Europea.

La iniciativa de la Comisión Europea pone en marcha el proceso de transición energética con las islas para ayudarlas a ser más autosuficientes, prósperas y sostenibles.

A pesar de la abundancia de fuentes de energía renovables, como la energía eólica, solar y de las olas, la mayoría de las más de 2.200 islas europeas habitadas dependen actualmente de las costosas importaciones de combustibles fósiles para su suministro energético. La iniciativa de energía limpia para las islas de la UE proporciona un marco a largo plazo para ayudar técnica y económicamente a las islas a generar su propia energía sostenible y de bajo coste.

De entre las islas que presentaron sus proyectos, 26 fueron seleccionadas, incluyendo las islas españolas de La Palma (Islas Canarias) y Mallorca, Menorca e Ibiza (Islas Baleares).

La Palma participará con otras cinco islas en una primera fase para desarrollar y publicar sus agendas de transición de energía limpia que tendrá lugar en el verano de 2019. Mallorca, Menorca e Ibiza, junto con las otras 17 islas, lo harán en el verano de 2020.

La selección de las 26 islas se basó en su potencial para establecer procesos de transición de alta calidad que sirvieran de ejemplo para el resto de las islas europeas, así como para el conjunto de las regiones europeas.

La iniciativa Energía Limpia para las Islas de la UE (Clean Energy for EU Islands) se puso en marcha el 18 de mayo de 2017 en Valleta (Malta) cuando el Consejo informal de Energía formado por la propia Comisión Europea y 14 países de la UE, que reunió a los Ministros de Energía, firmó una Declaración Política como parte del paquete de medidas de Energía Limpia para Todos los Europeos (Clean Energy for All Europeans) lanzado el 30 de noviembre de 2016 para acelerar la transición hacia una energía limpia en las islas de Europa.