La Comisión Europea formalmente ha requerido al Reino de España para que modifique ciertas normas relacionadas con el nombramiento de representantes fiscales

15-03-2010

La Comisión Europea ha requerido formalmente al Reino de España para que modifique su normativa fiscal en lo que atañe al nombramiento de representantes fiscales. La Comisión considera que las normas que obligan a ciertas personas o entidades no residentes a nombrar un representante fiscal en España resultan discriminatorias. La solicitud lo es en forma de opinión razonada (segundo instancia del procedimiento de infracción previsto en el artículo 258 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea (TFUE). Si no se produce una reacción positiva con respecto a esta opinión razonada en el plazo de dos meses, la Comisión puede decidir referir el asunto ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

De acuerdo con la normativa española, las siguientes personas o entidades se encuentran entre los obligados a nombrar un representante fiscal: fondos de pensiones y entidades aseguradoras comunitarios que actúen en España; entidades no residentes que operen en España a través de un establecimiento permanente; y personas físicas no residentes sujetos pasivos por obligación real del Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones.

La Comisión considera que este requisito no es proporcionado y que restringe el derecho a la libre prestación de servicios. La referencia otorgada por la Comisión a este asunto es la número 2007/2446.
 

Para más información por favor póngase en contacto con José Blasi:  jblasi@mmmm.es