El Ayuntamiento de Madrid aprueba el mayor desarrollo urbano de Europa

31.07.2019 - Andoni Archanco

El proyecto Madrid Nuevo Norte recibió ayer, 29 de julio, la aprobación provisional del Pleno del Ayuntamiento de Madrid por unanimidad.

Con esta unanimidad histórica se cierra el último trámite administrativo municipal, a la espera de la aprobación definitiva que corresponde a la Comunidad de Madrid, organismo competente al tratarse de una modificación del Plan General vigente.

Se trata de un paso fundamental en la aprobación del mayor desarrollo urbanístico de Europa, que supone la eliminación de la histórica barrera urbana de Madrid originada por la infraestructura ferroviaria que separa diferentes zonas del norte de la ciudad.

El ámbito de Madrid Nuevo Norte supera los 3 millones de metros cuadrados de superficie y se extiende más de 5 kilómetros de longitud en la dirección norte sur, repartidos en cuatro zonas identificadas como (1) Centro de negocios, (2) Malmea-San Roque-Tres Olivos y (3) Las Tablas Oeste. La cuarta zona en torno a la estación de tren de Chamartín requiere todavía de la definición de una solución funcional del futuro servicio ferroviario y de la nueva estación asociada al mismo.

Con este nuevo desarrollo urbano está prevista la construcción de 10.500 nuevas viviendas (el 20% de ellas con algún tipo de protección) con una población de 27.441 habitantes, y un ámbito utilizado por 121.491 personas de forma habitual. La construcción de viviendas supondrá el 35,46 % de la construcción total.

Madrid Nuevo Norte contará con un centro de negocios de más de 1 millón de metros cuadrados de actividad económica y oficinas de última generación que supondrá el 60,54 % de la nueva construcción próximo a una renovada estación ferroviaria de Chamartín.

Su desarrollo aportará a la ciudad cerca de medio millón de metros cuadrados de nuevos parques urbanos y zonas verdes, entre los que habrá un gran parque de 120.000 metros cuadrados que ocupará parte del espacio recuperado por la cubrición de las vías de la red ferroviaria, lo que posiblemente sea en el futuro un nuevo espacio de referencia en la ciudad. Además, se dotará de más de 1,3 millones de metros cuadrados de nuevas redes públicas de transporte, zonas verdes y equipamientos, tanto al servicio del ámbito como de toda la ciudad.

En definitiva, es un proyecto fundamental para Madrid, cuyo desarrollo plantea el nuevo reto al que se enfrenta la ciudad, que no es otro que el de saber reconfigurar y redefinir el espacio de la metrópoli en su conjunto, lo que contribuirá de forma decisiva a situar la capital de España entre las ciudades más vanguardistas y sostenibles de Europa, mejorando la calidad de vida de millones de personas.

Se prevé que las obras de urbanización comiencen a finales del año 2020 y que el conjunto del desarrollo urbano quede concluido y edificado en su totalidad en un plazo de 24 años.

Más información: Andoni Archanco