El peor delito contra la moda fuera de la alfombra roja

Publicado el 22-05-2017

A pesar del reconocimiento internacional de la industria española de la moda, España forma parte de los estados de la Unión Europea más afectados por vulneraciones contra la propiedad intelectual.

Consuelo Álvarez Pastor Consultora - Abogada LLM +34 93 487 58 94

080 Barcelona Fashion, Bisutex Madrid, Lineapelle, Luxury Spain Fashion Summit, Mercedes Benz Fashion Week…Febrero es, ciertamente, uno de los meses que tiene más eventos de moda en España. En concreto, Barcelona y Madrid han adquirido una indiscutible fama y reputación internacional en la industria de la moda gracias a la inversión hecha por los diseñadores y empresas. A pesar de estos esfuerzos y su reconocimiento internacional, España aparece como uno de los estados miembros de la Unión Europea en que más han repercutido casos de vulneraciones de derechos de propiedad intelectual (en adelante, “DPI”).

Durante los años 2015 y 2016, el Observatorio Europeo de las Vulneraciones de los Derechos de Propiedad Intelectual emitió diversos estudios sobre los impactos económicos de las vulneraciones de los derechos de propiedad intelectual en la industria de la moda. Entre otros, el Observatorio ha estudiado los impactos de las vulneraciones de los DPI respecto a la ropa, accesorios, joyería, relojes y bolsos.

Centrémonos, por ejemplo, en el informe realizado sobre el sector de la ropa, calzado y accesorios. El estudio incluyó la producción de ropa de exterior, ropa interior, otras prendas de vestir, accesorios y calzado. Además, hizo referencia a los agentes implicados en la venta de textiles, vestimenta, pieles, calzado y productos de cuero, comercio al por mayor de ropa y calzado, venta al por menor de ropa en tiendas especializadas y venta al por menor de calzado y productos de cuero en tiendas especializadas.

El estudio desveló que debido a la falsificación se pierden el 9,7% de ventas y 26,3 billones de euros de los ingresos anuales del sector.

La vulneración no solo afecta al sector de la ropa, accesorios y calzados, sino que también tiene un impacto negativo en sectores relacionados, lo que hace aumentar las pérdidas a 43,3 billones de euros. La vulneración de los DPI de la ropa, accesorios y calzado ha causado 360 000 pérdidas directas de puestos de trabajo. El número de pérdidas directas de trabajo juntamente con las pérdidas indirectas de puestos de trabajo alcanza las 518 000. La falsificación tiene también una influencia negativa en el sector público. La pérdida total del gobierno está estimada en, aproximadamente, 8,1 billones de euros. Las tres clases principales de impuestos, que fueron considerados, son: el Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA), impuestos sobre el ingreso familiar y los impuestos del ingreso o beneficios de empresas.

Los estados más afectados en ámbito nacional son España, Grecia, Rumania y Bulgaria y las mayores pérdidas del beneficio de las ventas, en comparación con otros estados miembros de la Unión Europea, se encuentran en Italia, España, Reino Unido, Alemania y Francia. Consecuentemente, las pérdidas de trabajo en estos países también alcanzan las mayores cifras en la Unión Europea. Podemos poner cifras en el impacto económico de la falsificación en cuanto a la pérdida de beneficios y trabajos. La mayor víctima es la moda en cuanto la innovación y creatividad se desincentivan y las inversiones se reducen.