Las PYMES, protagonistas del día de la Propiedad Intelectual de 2021

Publicado el 26-04-2021

Hoy, como cada 26 de abril, se celebra el Día Internacional de la Propiedad Intelectual. La Organización Mundial de Propiedad Intelectual (OMPI), seguida por las oficinas regionales y nacionales, aprovecha el evento para señalar la importancia de la propiedad intelectual en el fomento de la innovación y la creatividad.

Consuelo Álvarez Pastor Consultora - Abogada LLM +34 93 487 58 94

Este año, las pequeñas y medianas empresas son las protagonistas de este día, siendo el tema elegido por la OMPI “La PI y las pymes: para que las ideas lleguen al mercado”. Desde Monereo Meyer Abogados queremos señalar cómo la propiedad intelectual puede constituir una poderosa herramienta para que las PYMES puedan competir y crecer en el mercado.

A continuación, proponemos cuatro acciones que les ayudarán a conseguirlo:

  1. Búsqueda de anterioridades

La búsqueda de anterioridades es un proceso de investigación sobre los registros ya existentes con la finalidad de determinar la posible existencia de derechos de propiedad industrial. Antes de utilizar o solicitar una marca, es recomendable hacer una búsqueda de anterioridades para asegurarse de que no existen otros signos distintivos similares o idénticos al que se pretende utilizar o registrar. Esta búsqueda podría evitar una inversión de tiempo y dinero en un signo distintivo que es incompatible con otro anterior y que, por lo tanto, no podrá utilizarse en el mercado.

  1. Registro de dominios

Antes de registrar una marca, es recomendable averiguar si los dominios asociados a la misma están disponibles. A pesar de la deslealtad de la práctica, existen personas que se dedican a la compra de dominios de marcas recién registradas para la posterior reventa de los mismos a precios extremadamente elevados. Por lo tanto, es recomendable registrar los dominios de forma simultánea a la marca.

  1. Registro de marca

El registro de una marca otorga el derecho exclusivo a impedir a terceros que comercialicen productos idénticos o similares con el mismo signo distintivo o con uno tan similar que pueda crear confusión en el consumidor medio. Las marcas aportan un gran valor competitivo ya que permiten a las empresas diferenciar sus productos.

  1. Defensa de la marca

Una vez obtenida la protección de la marca, es igual de importante observar los nuevos registros y la no vulneración de la misma por parte de competidores. Para ello, es recomendable establecer una estrategia de defensa firme y clara, aunque con costes razonables y evitando oposiciones o litigios no razonables.

Estas cuatro sencillas medidas servirán para establecer las bases para que cualquier PYME pueda proteger su propiedad intelectual y proteger su marca ante posibles ataques.

Para cualquier información adicional, nuestra experta en Propiedad Intelectual, Consuelo Álvarez Pastor, estará encantada de resolver cualquier duda que pueda surgir a este respecto.